Hermeticidad y resistencia al viento

Hermeticidad y resistencia al viento

Una barrera contra el aire, agua, polvo y contaminación.

 

Cuando hablamos de hermeticidad y resistencia al viento hay 3 parámetros fundamentales que marcan la diferencia:

 

  1. Estanqueidad al agua.
  2. Permeabilidad al aire.
  3. Resistencia al viento.

 

En la sección sistemas de perfiles podrá descargar los diferentes ensayos de estos 3 valores, ejecutados en Europa por prestigiados laboratorios independientes.


El PVC ha demostrado en multitud de ensayos su calidad frente a otros materiales (aluminio, madera, etc.), tanto por su nivel de impermeabilidad al aire, lluvia, como por su resistencia frente al viento y las cargas.

 

¿Proteger mi hogar de la naturaleza?.

 

Año tras año fenómenos meteorológicos azotan nuestras costas causando fuertes daños.
Diseñar una puerta o ventana anti huracán es todo un reto técnico y depende de conjugar varios criterios de diseño:

1 Tipo de apertura. Tipo de apertura

En proyectos orientados a la hermeticidad y resistencia al viento Kömmerling especifica siempre aperturas de presión y nunca correderas en línea. Una apertura de presión es aquella en la que el perfil de hoja ejerce presión sobre el perfil de marco. En la sección puertas y ventanas se detallan las aperturas que se clasifican como sistema de presión.

2 Unión de perfiles por termo-fusión. Unión de perfiles por termo-fusión

A diferencia de los perfiles de aluminio, los perfiles de PVC se unen en las esquinas de una ventana mediante el proceso de termo-fusión. Por consiguiente cualquier bastidor, formado inicialmente por 4 tramos de perfil, se convierte en una sola pieza que garantiza cero filtraciones de aire, polvo o agua en las esquinas.

3 Refuerzo de acero. Refuerzo de acero.

Los perfiles de PVC Kömmerling están diseñados para alojar en su interior refuerzo de acero galvanizado. Las propiedades físicas de un material como el acero hacen que la resistencia estructural de las ventanas Kömmerling sea muy superior a la de cualquier ventana de aluminio o de madera. El refuerzo es fundamental para la fijación de los herrajes, la fijación de la ventana a la obra, la fijación de las bisagras y para soportar el peso del acristalamiento.

4 Anclado de la ventana a los muros. Anclado de la ventana a los muros

Para fijar adecuadamente la ventana a los muros, en Kömmerling se emplean tornillos especiales autorroscantes y sin taquetes que atraviesan el refuerzo de acero cincado del marco.

Desde cada una de las esquinas de la ventana, debe existir un tornillo de fijación en ambos sentidos dentro de los primeros 20 cm. y en primera línea de mar la distancia restante entre tornillos no debe exceder los 40 cm. como máximo.

5 Sistema de herraje. Sistema de herraje

Una característica distintiva de las ventanas Kömmerling es la presión de cierre marco-hoja que se transmite perimetralmente, mediante el giro de la manilla, hacia varios puntos de cierre (unión bulón-cerradero). El herraje es un factor vital de hermeticidad. Para una rigidez óptima todos los cerraderos se atornillan directamente al refuerzo de acero cincado del marco.

6 Sistema de juntas. Sistema de juntas

La presión de cierre que proporciona el herraje se complementa con un sistema de doble junta perimetral. Los perfiles Kömmerling están diseñados para que la unión marco-hoja forme gracias a las juntas una doble barrera de hermeticidad.

7 Acristalamiento. Acristalamiento

La carga o velocidad de viento que un acristalamiento resiste está en función de las dimensiones del vidrio y de su espesor. Consulte especificaciones con su representante autorizado Kömmerling. Como protección adicional al acristalamiento considere instalar persianas especializadas.

 

Hermeticidad y resistencia al viento